A pesar de las importaciones, consumidores dicen que no se consigue la leche en polvo

Desde España, Portugal, Ecuador, Perú, Uruguay, Brasil, Argentina y Polonia, proviene la leche de extrañas marcas, que ahora es común ver en los supermercados. Pero al preguntar “¿Señora, tiene leche en polvo?”, la respuesta es: “Nada, se juntó con el aceite”.

Esta leche lí­quida de larga duración, que viene en presentaciones tetra-pack, se consigue descremada, semidescremada, deslactosada, con soya, con vitaminas, pero genera cierta desconfianza porque son marcas desconocidas; sin embargo, son bastante económicas para los consumidores.

Por el contrario, las poquitas versiones en polvo que se logran hallar en los mercados generalmente son las “previo 1″ y demás tipos de alimentos para bebés, cuyo precio supera los 40 bolí­vares fuertes.

Lo paradójico de esta situación de desabastecimiento de la leche en polvo es que, según el reporte de importación del Instituto Nacional de Estadí­stica (INE), las compras de toneladas de leche en el exterior han crecido 46% en apenas un año.

Señala el INE que en lo que va de 2011 el paí­s ha comprado 40 millones 210 mil kilos de leche en polvo o granulada. Una diferencia grande si se compara con los más de 27 millones de kilos comprados en el primer semestre de 2010. Por eso los consumidores no paran de preguntar: ¿Dónde está la leche?

Por: Gleixys Pastrán C. / Últimas Noticias.