Refinerí­as del paí­s arrojan $10,2 millardos en pérdidas

Foto: AFP PHOTO/Juan BARRETO

Las cifras de Petróleos de Venezuela sobre refinación son rojas. Los costos y gastos superan lo que obtiene por ingresos. Los números al cierre del año pasado indican una pérdida de 10,2 millardos de dólares que sólo se pudieron compensar por los altos ingresos recibidos de las ventas de crudo.

Los ingresos de productos refinados alcanzaron 24,8 millardos de dólares, pero ese monto cubrió 71% de los costos y gastos del sector, que estuvieron en 35 millardos de dólares.

Los datos señalan que las pérdidas se hubieran elevado a 13,7 millardos de dólares si se asumen solamente los ingresos y los egresos en Venezuela, pero las ventas de productos refinados al exterior al igual que las operaciones de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos, permitieron reducir el saldo rojo.

La razón primordial de esta merma obedece al subsidio de los combustibles en el paí­s, cuyo precio de venta no cubre los costos, pero también a la devaluación del bolí­var debido a que el año pasado se eliminó la tasa de cambio de 2,15 bolí­vares por dólar y las transacciones de Pdvsa se comenzaron a regir con las paridades de 2,60 y 4,30 bolí­vares por dólar.

Las perspectivas para este año indican que la situación financiera en el área de refinación también podrí­a arrojar pérdidas, toda vez que se ha incrementado la demanda de productos terminados en el paí­s y en materia cambiaria se procedió a la unificación cambiaria, lo que implica que varios de los costos y gastos que se indican a la tasa de 2,60 pasaron a la paridad de 4,30 bolí­vares por dólar.

Agilizar inversiones. Petróleos de Venezuela mantiene rezagadas las inversiones en materia de refinación debido a los problemas de financiamiento, que espera resolver este año mediante préstamos otorgados por instituciones financieras de China y Japón, además de aportes de transnacionales como ENI, de Italia.

Los desembolsos para inversión en el área de refinación alcanzaron 2,4 millardos de dólares en 2010: un incremento de 6,6% con respecto a los 2,3 millardos de dólares que se erogaron en 2009. El plan para 2011 es aumentar las inversiones en 62,8%, lo que significa elevar los desembolsos a 4 millardos de dólares.

Por Andrés Rojas Jiménez
Con información de El Nacional