Estiman que el gasto público aumentó 8,1% pero el consumo subió 3,1%

Foto: Reuters / archivo

El gasto público se ha incrementado 8,1% desde enero hasta el 30 de julio de 2011 en términos reales (indexado a la inflación), según datos de la Oficina Nacional del Tesoro.

Sin embargo, el consumo ­que es uno de los principales generadores del crecimiento­ ha aumentado 3,2%, informó el Banco Central de Venezuela.

Los datos oficiales muestran que el gasto primario, que está compuesto por las erogaciones ejecutadas por los 33 ministerios y los 5 poderes públicos, sumó 158,6 millardos de bolí­vares, lo que implica el desembolso adicional de 511,4 millardos de bolí­vares si se le compara con el mismo perí­odo del año pasado.

No obstante, el consumo no logra dispararse como en los años 2007 y 2008 ­cuando se situó en 8%, aproximadamente­ por dos factores fundamentales, destaca el economista José Luis Saboí­n. El primero es la alta inflación que hasta el 30 de julio acumula 16%, mientras que el segundo es la caí­da en las ofertas de productos. “En años anteriores el aumento del gasto público iba atado al del consumo y tení­a implicaciones directas en la popularidad del Presidente, pero vemos que ahora esta secuencia se ha roto”, dice.

El economista agrega que este incremento del gasto público es importante porque en los últimos dos años habí­a venido cayendo en tasas que rondaban 10% y 12%, producto de la recesión económica mundial que afectó las ventas de petróleo de Venezuela.

Los desembolsos del Gobierno no sólo están constituidos por los recursos asignados al presupuesto nacional, que asciende a 203 millardos de bolí­vares para el ejercicio de 2011, sino también por 105 solicitudes de créditos adicionales que hasta el 15 de agosto sumaban 76,8 millardos de bolí­vares. Tal cifra es 36% superior a la ejecutada en igual perí­odo el año pasado.

Saboí­n considera que el escenario económico desde 2007 hasta la fecha ha variado principalmente por las restricciones en la generación y distribución de energí­a eléctrica, pero también por los cambios en las prioridades para la asignación de dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas.

Un ejemplo es que en 2007 se vendieron 256.000 vehí­culos de enero a julio, y en 2011 la cifra es de 67.359.

Si bien el propio BCV ha informado que las importaciones se incrementaron 25% en el segundo trimestre del año, Saboí­n indica que la mayor parte corresponde a compras del sector público, principalmente alimentos.

En 2007, en pleno boom del consumo, el precio promedio del barril de petróleo se situó en 81 dólares, mientras que en 2011 la cotización de la cesta venezolana ha sido de 97 dólares por barril, 20% más.

Por Blanca Vera Azaf
Con información de El Nacional