Barril en Nueva York y Londres sube casi 2%. El mercado permanece atento a las tormentas en el Atlántico

Foto: Carlos Garcí­a Rawlings / Reuters / Archivo

NUEVA YORK, ago 30 (Reuters) – El crudo Brent subió por sexta sesión consecutiva el martes, a un máximo de cuatro semanas, impulsado por las preocupaciones sobre los suministros de gasolina, el optimismo por medidas adicionales de estí­mulo económico y la amenaza de nuevas tormentas en el Atlántico.

Los futuros de gasolina en Estados Unidos lideraron el avance en el complejo, con ganancias de 2 por ciento, favorecidos en parte por las preocupaciones sobre el lento retorno de algunas refinerí­as a sus operaciones tras el paso del huracán Irene.

“El mercado está un poco perturbado porque las refinerí­as no están volviendo a operar con rapidez”, dijo Stephen Schork, editor de Schork Report en Villanova, Pensilvania.

Los futuros de crudo Brent cerraron con un alza de 2,14 dólares, o 1,91 por ciento, a 114,02 dólares por barril, su mayor nivel en cuatro semanas.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en octubre subió por cuarta sesión consecutiva y cerró a 88,90 dólares por barril, un alza de 1,63 dólares, o del 1,87 por ciento.

Los precios fueron impulsados, además, porque el presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo que está a favor de una polí­tica fuertemente expansiva del banco central durante un periodo sustancial, ya que la economí­a de Estados Unidos parece estancada.

Los operadores han estado observando de cerca cualquier señal de medidas de estí­mulo adicionales para la economí­a, lo que empujarí­a a los inversores hacia el mercado petrolero.

El crudo también subió tras conocerse que la Fed consideró una serie de iniciativas para ayudar a la atribulada economí­a en su reunión de agosto
, incluyendo la decisión sin precedentes de atar el panorama de la tasa de interés a un nivel especí­fico de desempleo.

El mercado estuvo atento también al fortalecimiento de la tormenta Katia, que se ubicaba a unos 1.010 kilómetros al oeste-sudoeste de Cabo Verde y podrí­a convertirse en huracán el miércoles o jueves.

Si bien el camino de Katia no está claro, los modelos muestran que cruzarí­a por Puerto Rico el domingo.

Por Matthew Robinson
(Reporte de Matthew Robinson, Gene Ramos, Robert Gibbons en Nueva York; Dmitry Zhdannikov y Zaida Espana en Londres; Florence Tan en Singapur)