BCV pide a ciudadanos que no rompan el Bolí­var Fuerte

Economista24.- ¿Mal augurio para una economí­a fuerte, un paí­s fuerte? Los medios de comunicación (incluso argentinos) han reseñado las denuncias de la extremada fragilidad las monedas bimetálicas del Bolí­var Fuerte, que se deshacen en las manos de los usuarios. Como respuesta, el Banco Central de Venezuela sugiere a los ciudadanos que sean más cuidadosos en lugar de verificar las denuncias.

En su comunicado, el BCV recalcó en tres oportunidades que sus monedas no eran menos que las demás, y siguen los mismos parámetros internacionales que otras especies monetarias, cuya autodestrucción todaví­a no ha sido noticia. El Banco Central también aseguró que los billetes del Bolí­var Fuerte son resistentes al agua, sin embargo, recomendamos no intentarlo en casa.

BCV invita a la ciudadaní­a a cuidar su nueva familia de billetes y monedas

En vista de la puesta en circulación de una nueva familia de billetes y monedas, con la medida de reconversión monetaria que entró en vigencia el 1° de enero de 2008, el Banco Central de Venezuela (BCV) reitera la invitación a la ciudadaní­a para que cuide las distintas especies, puesto que además de ser uno de los fundamentales medios de pago, estas piezas son representativas de nuestra imagen como nación y nuestro gentilicio venezolano.

El instituto emisor recuerda a la colectividad que todos los billetes y monedas del nuevo cono han sido producidos respetando los parámetros internacionales de calidad que se emplean para fabricar especies monetarias. Por ende, tienen una resistencia y una vida útil acorde con los estándares internacionales. Sin embargo, si los billetes y monedas no son utilizados con el debido cuidado pueden sufrir alteraciones o desperfectos que propicien un deterioro más rápido del habitual.

Los billetes, son fabricados con un papel especial de seguridad de textura firme y resistente, de algodón. Un billete puede tener una vida útil promedio de 18 meses, dependiendo del uso y circulación, sin embargo, es importante darles el debido cuidado. Por citar un ejemplo, si un billete se moja, no se va a deshacer como un papel corriente, pero si ese trato se realiza en exceso, progresivamente va perdiendo sus cualidades. De la misma manera, si son doblados o arrugados son más susceptibles de romperse o de que algunos de sus elementos de seguridad se deterioren.

Tampoco es recomendable rayar los billetes o engraparlos. El BCV tiene parámetros establecidos para determinar cuando un billete debe ser recogido y destruido por su deterioro.

Las monedas tienen un tiempo de vida útil mucho mayor al de los billetes, por ser realizadas mediante un proceso complejo de aleaciones metálicas. El proceso de fabricación de las monedas requiere una fase de acuñado y montado en prensa, mediante la cual adquieren gran resistencia para la circulación.

La recomendación del BCV es evitar someter a las monedas a excesiva presión fí­sica, golpearlas, rayarlas o limarlas, porque obviamente sufrirí­an desperfectos que pueden alterar sus caracterí­sticas fí­sicas y de seguridad.

La moneda de 1 bolí­var fuerte posee caracterí­sticas especiales de durabilidad. Por ser bimétálica, su fabricación se realiza mediante un procedimiento de ensamblaje del núcleo y el anillo, aplicando una presión bajo los estándares internacionales. Casos similares son el de la anterior moneda de Bs.1000 o por citar un ejemplo internacional, el euro.

Todas las monedas del nuevo cono tienen una garantí­a de calidad exigida en las casas de moneda internacionales, con equipos de producción y laboratorios especializados para realizar la evaluación y la producción.

Via Reconversión BCV