Lo más destacado de la nueva Ley contra Ilí­citos Cambiarios

El economista José Grasso publica hoy en el diario “Ultimas Noticias” un artí­culo donde destaca los aspectos más destacados de la nueva Ley contra Ilí­citos Cambiarios.

Esta es su columna:

Varios lectores nos piden que señalemos los aspectos más importantes de la nueva Ley contra Ilí­citos Cambiarios, que entró en vigencia este año.

Lo primero, es que la ley va dirigida a todas las personas naturales y jurí­dicas que actuando en nombre propio o como administradores, intermediarios, verificadores o beneficiarios de operaciones cambiarias violen los convenios cambiarios.

En ese sentido, debemos señalar que los importadores deben indicar el origen de las divisas obtenidas en los manifiestos de importación.

Para los comerciantes. Por otra parte, las personas naturales o jurí­dicas que posean establecimientos que comercialicen bienes y servicios obtenidos con divisas autorizadas por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) deben exhibir en los respectivos establecimientos la lista de los bienes adquiridos con dichas divisas.

El incumplimiento de esta obligación genera una multa de 500 unidades tributarias (Bs.F. 18.816) o mil unidades tributarias (Bs.F. 37.632) en caso de reincidencia.

Sólo la tasa de cambio oficial. Igualmente, las personas naturales o jurí­dicas que ofrezcan, anuncien, divulguen, de forma escrita, audiovisual, radioeléctrica o por cualquier otro medio, información financiera o bursátil sobre las cotizaciones de divisas diferentes a la tasa de cambio oficial serán sancionadas con una multa de mil unidades tributarias (Bs.F. 37.632), o dos mil unidades tributarias (Bs.F. 75.264) en caso de reincidencia.

En cuanto a la oferta de bienes y servicios, debe tomar en cuenta que las personas naturales y jurí­dicas que pública o privadamente ofrecieren en el paí­s la compra, venta o arrendamiento de bienes y servicios en divisas, serán sancionados con multa del doble al equivalente en bolí­vares del monto de la oferta.

Montos y lí­mites. Recuerde que la persona que, en una o varias operaciones en un mismo año calendario, sin intervención del Banco Central de Venezuela, BCV, compre, venda, o de cualquier modo ofrezca, enajene, transfiera o reciba divisas entre 10 mil dólares y 20 mil dólares (o su equivalente en otras divisas) será sancionado con una multa del doble del monto de la operación o su equivalente en bolí­vares.

Si la operación es superior a los 20 mil dólares o su equivalente en otras divisas, será sancionado con pena de prisión de dos a seis años y multa equivalente en bolí­vares al doble del monto de la operación.

Se exceptúan las operaciones en tí­tulos valores. Esto que ya existí­a en la ley anterior y permite la compra-venta de bonos en otras divisas.

En otras palabras, lo que quiere indicar es que las operaciones con tí­tulos valores que emite la República Bolivariana de Venezuela y en general cualquier tí­tulo valor, queda fuera del ámbito de aplicación de la nueva Ley de Ilí­citos Cambiarios.

Exportaciones. Finalmente, los exportadores que incumplan la obligación de vender al Banco Central de Venezuela, BCV, la totalidad o parte de las divisas obtenidas lí­citamente dentro de los cinco (5) dí­as hábiles bancarios siguientes a partir de la fecha de su disponibilidad material, serán sancionados con multa del doble al equivalente en bolí­vares del monto de la respectiva operación.

En caso de reincidencia se aplicará el doble de la multa antes señalada.