HERRAMIENTAS

(Caracas, 22 de Marzo- AVN).- La empresa socialista Lácteos Los Andes prevé incrementar este año la producción de leche 17%, equivalente a 430.000 toneladas, para alcanzar las 3 millones de toneladas de producto para finales de 2012.

Para alcanzar dicha meta está previsto que las unidades de producción ganaderas del Estado (Marisela, Bravos de Apure, Santos Luzardo, Florentino y Agroflora) y más de 7.000 productores agrupados en la Red Popular Libres y Asociados (Repla) arrimen la producción a las 30 plantas y cinco receptorías de Lácteos Los Andes, de acuerdo con cifras proporcionada por la institución.

Adicionalmente, se estima este año el arrime de 324.000 toneladas de leche, provenientes de 1.800 productores financiados por el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) y el convenio Cuba-Venezuela, que fomenta a la producción de pastos, forrajes y bancos de proteínas, así como la capacitación de técnicos y productores.

Este importante rubro de la canasta básica será procesado en las plantas para posteriormente ser distribuido en las 1.175 rutas de distribución y llegar a los 45.200 puntos de ventas conformados por supermercados, abastos, bodegas y establecimientos privados, así como en la cadena de comercialización del Estado, que incluye la red de Mercados de Alimentos (Mercal), la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), Abastos Bicentenarios y Ferias Socialistas.

Además será distribuido, de forma gratuita, a la población infantil (entre los 5 y 12 años de edad) mediante el programa Vaso de Leche Escolar, que en la actualidad beneficia a 88.182 niños del país, según cifras de Lácteos Los Andes.

Recuperación a favor del colectivo

La Empresa Nacional Lácteos Los Andes, durante el año 2007, redujo significativamente la producción de leche pasteurizada con la finalidad de crear desabastecimiento de este rubro prioritario, justificar el incremento de precio de venta y crear un clima de descontento popular para afectar los resultados del referendo constitucional.

Para ello, destinaban el 70% del total de la leche recibida en la planta para la producción de quesos, yogures y otros alimentos no regulados, mientras que tan sólo pasteurizaban el 15% de la misma, razón por la cual el Estado decidió recuperar esta empresa en marzo de 2008, para aumentar la capacidad de producción y distribución, incrementar la nómina de trabajadores, adecuar los precios e incorporar nuevos productos alimenticios.

Tras la nacionalización de la empresa se han creado proyectos de inclusión social a favor de los consumidores, comunidades adyacentes a las plantas y distribuidoras, entre los que destacan: trabajo voluntario en escuelas, suministros de equipos y acondicionamiento de infraestructura de centros médicos, rehabilitación de alumbrado de los estadios deportivos y suministro de mobiliario al cuerpo de bomberos de los estados Lara, Mérida y Zulia.

Paralelamente, se ha incrementado los beneficios sociales de los trabajadores (50% de cesta tique, homologación de utilidades a 120 días, ayuda económica a trabajadores, servicios básicos de atención médica, creación del frente socialista de trabajadores, entre otros).

economía » en esta sección

buscador