HERRAMIENTAS
Foto: REUTERS / Jon Nazca

(Madrid, 28 de marzo. EFE).- El expresidente del Gobierno español José María Aznar considera que la situación económica de “la dictadura cubana y sus satélites” pone de manifiesto el fracaso económico del modelo populista en América Latina y su desprestigio, incluso entre sectores de izquierda.

Aznar hace esa constatación en un informe elaborado por la Fundación Faes -de la que es presidente- y titulado “América Latina. Una agenda de libertad 2012″, que fue presentado hoy por el secretario general de esta institución, Javier Zarzalejos, y varios de sus responsables.

Este informe, que actualiza otro sobre el mismo tema hecho por FAES en 2007, será presentado públicamente en un acto que presidirá Aznar en la ciudad española de Cádiz el próximo 10 de abril en homenaje a la Constitución de 1812 y al que asistirán, entre otros, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y varios de sus antecesores en el cargo.

También acudirá una representación de disidentes cubanos y opositores venezolanos.

El expresidente del Gobierno expone en el texto el notable avance de América Latina durante los últimos años en favor de las libertades individuales y los procedimientos democráticos, y destaca la consolidación de los traspasos pacíficos del poder.

Asimismo, valora que la región haya logrado mantener tasas elevadas de crecimiento económico en un momento de crisis y lamenta que escapen de ese panorama Cuba y sus “satélites”.

“La conculcación de los derechos de propiedad, la inseguridad jurídica, el aumento descontrolado de la oferta monetaria y la imposibilidad de medir con precisión y transparencia las variables económicas explican que los países del denominado socialismo del siglo XXI no hayan podido seguir el ritmo de las repúblicas latinoamericanas donde rige la economía de libre mercado”, añade.

Aznar cita también la inseguridad ciudadana como otro de los grandes retos de América Latina y considera que la integración de la región sigue siendo una asignatura pendiente.

El acto de presentación en Cádiz (en el Oratorio de San Felipe Neri, lugar donde se promulgó la Constitución conocida como “La Pepa”) será el punto de partida de otra presentaciones posteriores en México, Colombia, Argentina, Chile, Brasil, Perú, Guatemala, Ecuador y Estados Unidos, así como en Bruselas, Londres y Berlín.