HERRAMIENTAS
Foto: REUTERS / Andrea Comas

(MADRID, 16 de abril. AFP) - El jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, inicia este martes su primera visita a América Latina, que lo llevará a México y Colombia, con una agenda centrada en cuestiones económicas en la que se coló bruscamente la expropiación de Repsol-YPF por Argentina.

Invitado por el presidente mexicano Felipe Calderón, Rajoy tiene previsto llegar a primera hora del martes a Puerto Vallarta (oeste) para asistir al Foro Económico Mundial sobre América Latina, donde intervendrá en un debate sobre las respuestas a la recesión económica.

Pero antes participará en un desayuno con los dirigentes latinoamericanos presentes y con los responsables de la OCDE, Angel Gurría, de la OEA, José Miguel Insulza, de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

En este encuentro tendrá ocasión de ahondar en su búsqueda de apoyos internacionales ante el conflicto que enfrenta al gobierno de Buenos Aires con la petrolera YPF -de la que Repsol detenta 57,4%- que el lunes decidió expropiar.

“Es de esperar que aproveche el foro para hacerlo”, declaró a la AFP una fuente gubernamental sin más precisiones.

El gobierno español dará la “respuesta más adecuada para la defensa de los intereses nacionales”, afirmó por su parte la secretaria general del Partido Popular de Rajoy, María Dolores de Cospedal.

“Vamos a estar acompañados, como ya lo estamos por nuestros socios europeos y también de nuestros socios a otros niveles”, agregó.

La decisión argentina amenaza con ocupar buena parte de los encuentros de Rajoy, cuyo objetivo inicial era promocionar las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en el continente.

“El programa estará ocupado por cuestiones económicas que a Rajoy le preocupan especialmente como pueden ser las pymes”, había explicado otra fuente gubernamental.

Grandes compañías españolas como Telefónica, Santander o la propia Repsol están instaladas desde hace décadas en Latinoamérica, lo que les ha permitido sortear la crisis en Europa.

En un momento en que España sufre la mayor presión de los mercados desde que la derecha tomó las riendas del país hace poco más de cien días, Rajoy busca cómo sacar ventaja de la buena situación económica en el continente, reconoció recientemente Ildefonso Castro, director general de Política Internacional.

Así, debe aprovechar su encuentro con Calderón, el miércoles en la ciudad de México, para explicarle las medidas que España está llevando a cabo para reducir el déficit público al 5,3% del PIB este año, desde el 8,51% de 2011, sanear el sector bancario y luchar contra un desempleo de casi el 23%.

El mandatario español tiene asimismo intención de entrevistarse con los tres candidatos a la presidencia de México, Josefina Vázquez del PAN, Enrique Peña del PRI y Andrés Manuel López del PRD, aunque los encuentros aún no fueron cerrados, según Madrid.

El miércoles por la noche Rajoy viajará a Bogotá donde el jueves inaugurará un fondo para PYMES organizado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), tras lo cual se reunirá con el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Además de la economía, estará presumiblemente presente la situación de los derechos humanos.

Castro subrayó que Colombia hizo esfuerzos en esta materia, pero la ONG Amnistía Internacional denunció el lunes que “han sido pocas las mejoras tangibles” y pidió a Rajoy que condene los abusos cometidos por fuerzas de seguridad, paramilitares y guerrilla colombianos.

En una carta dirigida al jefe del gobierno español, la ONG le instó asimismo a “que plantee al gobierno mexicano la urgencia de proteger a las personas migrantes a su paso por el país”, donde sufren secuestros, violaciones y asesinatos por parte de bandas delictivas.