HERRAMIENTAS
Foto: Reuters

(Caracas, 21 de mayo. Noticias24) - El potencial petrolero de Venezuela no es cuestionable. Pero en los foros internacionales sobre hidrocarburos, Colombia ha cobrado mayor relevancia durante los últimos dos años.

Es la falta de inversión en Venezuela y el simultáneo crecimiento de ésta en Colombia lo que ha propiciado el cambio.

La comparación dejó en evidencia a Venezuela durante las charlas introductoras que marcaron el preámbulo de la XXI Conferencia Anual de Energía de La Jolla, Organizada por el Instituto de Las Américas, que se instala hoy en San Diego California.

“Colombia es un país con economía bastante diversificada, sus políticas son atractivas para la inversión; y tiene petróleo”

El economista Roger Tissot, consultor y profesor invitado del programa de energía de ese instituto, explicó que Venezuela es el país petrolero más atractivo por su potencial de producción y su reserva de crudo pesado.

“Sin embargo, ha tenido los peores resultados económicos de la región por la alta inflación, el elevado índice de desempleo y políticas alejadas de captar capitales”.

En cambio reveló que Colombia ha tenido el mayor crecimiento económico de América Latina en los últimos 40 años, “y eso es muestra de estabilidad”.

Colombia es un país con economía bastante diversificada, sus políticas son atractivas para la inversión; y tiene petróleo”.

Tissot comparó el hermetismo en los datos de producción y resultados financieros de Pdvsa con “la transparencia en las cuentas” de Ecopetrol.

“Las primeras empresas que entraron en Colombia para invertir en petróleo lo hicieron con cautela por la reputación pésima que tenía la nación en el exterior, pero esa situación cambió con los de los últimos años”.

La producción de Colombia se duplicó para colocarse en un volumen próximo a 1 millón de barriles diarios y figura entre los principales suplidores de petróleo a Estados Unidos con un crecimiento en las exportaciones a esa nación en 300.000 barriles por día en 5 años.

John Padilla, director general de la firma consultora IPD Latin América, advirtió que la falta de inversión de empresas privadas en Venezuela hace que cada año 490 ingenieros petroleros se marchen del país.

“Una parte se va a Colombia, otra al Medio Oriente o a Canadá, donde hay déficit de personal especializado”.

Padilla auguró que Venezuela tendrá problemas si el precio del barril baja hasta a noventa dólares, porque “la porción que le saca el Gobierno a la faja es muy elevada y limita su posibilidad de invertir y aumentar la producción”.

Con información de El Nacional