HERRAMIENTAS
Foto: Winston Bravo/AVN, archivo

(Caracas, 06 de junio. Noticias24) Abelardo Díaz, diputado ante la Asamblea Nacional y miembro de la Comisión de Contraloría, denunció que la actual situación que atraviesa la empresa de vehículos iraníes Venirauto es producto “de un convenio pirata y que se hacen por romanticismo político e ideológico y sin estudio previo”.

“De los 80 mil carros que debió haber ensamblado desde su inauguración en el 2006, solo han podido producir 12 mil, lo que implica que solo han podido llegar al 15% de la meta estimada”, apuntó.

Indicó que la empresa no tiene los recursos en divisas, ni la posibilidad real para poder cumplir con las metas que se fijó.

Asimismo, agregó que “lo que estamos viendo en la planta de Maracay en el estado Aragua es un abandono total de más de mil unidades de estos carros porque no hay la disposición de la transferencia tecnológica porque el 2 ó el 3% de estos carros tienen piezas nacionales y el resto son piezas iraníes que jamás llegan y por eso vemos un cementerios de carros”.

A su juicio, quien termina perdiendo en el proceso es Venezuela y la gente que aspira tener un carro a precios módicos.

Para el diputado Venirauto “no es una empresa solvente, no es sólida, ni puede cumplir con las expectativas que se trazaron”.

“En materia automotriz Venezuela ha debido haber hecho un convenio con países que tienen la tecnología, la capacidad y la posibilidad de cumplir, como con Francia, Alemania o Estados Unidos que pueden proveer la posibilidad real de construir vehículos a precios módicos y de calidad”, subrayó.

Con información de Unión Radio