Congelada la venta del Banco Nacional de Crédito

Foto: EFE/David Fernández, archivo

El banquero Julio Herrera Velutini, conversó con El Mundo Economí­a & Negocios sobre sus intereses en la banca local. Aclara que aún no ha recibido una citación formal de la Fiscalí­a para declarar en relación al caso Banco Real.

La tormenta que mueve las aguas del mercado financiero venezolano ha hecho que los capitanes de barco se mantengan lejos de la mar picada esperando mejores momentos para zarpar con los destinos previstos en sus bitácoras.

Julio Herrera Velutini se encuentra en los Estados Unidos y a través del teléfono habla calmado de sus intereses en la banca local que en el corto plazo se resumen en concretar la adquisición del Helm Bank y del Banco Nacional de Crédito (BNC) .

Sin embargo, los rayos y truenos de la coyuntura hacen que surjan preguntas obligadas sobre las acciones concretas de un hombre de banca.

Esta es la entrevista completa:

– ¿Usted se va a presentar a declarar en Fiscalí­a por el tema del Banco Real? Si he de hacerlo lo haré, pero hasta ahora no se me ha convocado. Lo único que sé al respecto es acerca de un rumor que recogió la prensa sobre una supuesta convocatoria.

Sin embargo, mis abogados han hecho las gestiones respectivas y hasta este momento (ayer) no existe ningún oficio formal.

– ¿Cuál fue su relación con Pedro Torres Ciliberto? Lo conocí­ en enero de 2009 y las referencias que tení­a era que se trataba de un señor con mucho poder económico y polí­tico que estaba interesado en hacer negocios por Banco Real. No tení­amos relación alguna, él y yo pertenecemos a generaciones distintas. El señor debe tener como 25 años más que yo.

-¿Poder polí­tico y económico? Del poder polí­tico no puedo dar fe.

-¿Y del económico? Para hacer la negociación por Banco Real y garantizar que podí­a hacerse cargo de la institución le pedimos que demostrara su solvencia y el origen de los fondos con los cuales se harí­a la transacción.

-¿Con qué la avaló? Con referencias bancarias, incluso demostró tener relaciones con un banco suizo de larga data, con más de nueve cifras altas.

-¿Cuánto se pagó por el Banco Real? Fueron 25 millones de dólares.

-¿En bolí­vares fuertes o con billetes verdes con la cara de Jefferson? En dólares. Se firmó en la ciudad de Panamá el documento que entrega el 100% de las acciones de Banreal Holding S.L. (España) y Banco Real C.A. (Venezuela).

Después, se firmó la venta en Venezuela y se notificó a la Superintendencia de Bancos la venta de Banco Real; por otra parte, se notificó al registro en España la venta de Banreal Holding S.L.

-¿Cuándo termina su relación con Banco Real? El primero de abril renuncio, junto los miembros de mi familia, a Banco Real.

-Pedro Torres Ciliberto quiso comprar también Helm Bank.

Esa oferta finalmente nunca se materializó.

-¿Se fue del paí­s por los problemas en la banca? Salí­ de Venezuela en noviembre a ver a mis hijos y a atender un problema de salud que tengo.

STAND BY

Otra de las aristas que tienen los negocios de Julio Herrera Velutini es la transacción que quedó pendiente por el Banco Nacional de Crédito (BNC).

Respecto a esta operación señala que “en estos momentos el mercado está muy movido, no serí­a saludable. En enero retomaremos la negociación, ni el señor Nogueroles está apurado ni yo tampoco”.

“Es bueno que las aguas vuelvan a su cauce. El BNC es un banco bien administrado, estable, con buenos í­ndices, entonces en enero retomaremos las conversaciones”, explicó.

-¿No teme que se caiga el negocio, o que otro le robe la mano? Con el señor Nogueroles tenemos un pacto de caballeros y un memorándum de entendimiento por seis meses.

-Los problemas que ha tenido el Caracas International Banking Corp. en Puerto Rico ¿inciden en la negociación? Para nada. El banco de José Marí­a Nogueroles en Puerto Rico no tiene nada que ver con el BNC. No son ni los mismos accionistas ni los mismos intereses. Lo único común es el nombre de José Marí­a Nogueroles.

EL OTRO BANCO

En estos momentos Julio Herrera Velutini cumple los trámites para la adquisición del Helm Bank, institución que pertenece a la empresa financiera estadounidense Helm Holdings.

“Estamos cubriendo los requisitos técnicos solicitados por la Superintendencia de Bancos.
En esta semana nuestros técnicos se han reunido con la Sudeban para cubrir todas las exigencias”, señala Herrera Velutini.

La negociación se comenzó en 2008 y hasta la fecha no se ha concretado oficialmente el cambio de manos, y de hecho el banquero indica que “no forma parte de la dirección del banco”.

-¿Pero usted ya pagó? Sí­, en 2008.

-¿Cuánto? Ciento cincuenta millones de bolí­vares fuertes.

-¿La transacción fue en moneda local? Sí­. Fueron dólares traí­dos a través del permuta, unos 40 millones de dólares para ese momento.

-¿Y el origen de los fondos?
Están debidamente respaldados y eso lo estamos nuevamente detallando ante la Sudeban para que no quede ninguna duda y se apruebe la transacción.

– ¿Un banco pequeño es una buena inversión en este momento? Es una licencia pequeña, pero Helm Bank tiene una cartera de clientes muy interesante, allí­ hay empresas grandes como Noel, Gillete, Avianca o Plumrose que son importantes para el negocio.

-¿El escándalo desatado no inhibe su inversión? Mi familia tiene más de 100 años en el mundo financiero venezolano. Unas veces nos ha ido bien, otras no tanto, pero yo sigo interesado en invertir.

-¿Y más allá de Venezuela? Tengo un banco en Puerto Rico igual que el señor Nogueroles, pero mi familia, mis contactos y amigos del mundo financiero están en Venezuela. En el exterior no cuento con ese respaldo, así­ que no tengo intenciones de incursionar en el mundo financiero internacional.

J. Gregorio Yépez
El Mundo Economí­a & Negocios