X

Economí­a

Fedecámaras instó al Gobierno a dejar arremetida contra el empresariado y combatir la inflación

AFP PHOTO/Miguel Gutiérrez

El empresariado venezolano «exhortó» hoy al Gobierno del mandatario Hugo Chávez a «cambiar de rumbo» para combatir la inflación, que en el pasado abril llegó al 5,2 por ciento.

Noel ílvarez, presidente de la Federación de Cámaras Empresariales (Fedecámaras), dijo a la prensa que ese altí­simo nivel de inflación no se debe a una «conspiración del empresariado», como han declarado algunos portavoces oficiales.

«Exhortamos al Gobierno a cambiar el rumbo y a dejar de arremeter contra los empresarios, que no somos enemigos de ningún gobierno ni de la población, porque somos aliados del paí­s y de la generación de empleo», señaló ílvarez.

Representantes del Ejecutivo aseguraron que los precios suben debido a maniobras especulativas del sector productivo privado que formarí­an parte de un proyecto para debilitar, y en última instancia derrocar, al Gobierno.

«No pueden evadir su responsabilidad y nos preocupa que se nos acuse a los empresarios de especulación y se nos amenace nuevamente con más expropiaciones», dijo ílvarez.

Chávez ha advertido en repetidas ocasiones que pasará a manos del Estado aquellas empresas que caigan en maniobras especulativas o provoquen artificialmente situaciones de escasez de productos.

Para el jefe de la patronal, el hecho de que la inflación en abril haya «casi cuadruplicado» la del resto de paí­ses latinoamericanos se debe a «los atentados que sufre el aparato productivo», que llevan «a la escasez y al aumento de los precios, lo cual se traduce en inflación».

ílvarez consideró que para combatir la inflación «deben tomarse medidas, junto con la empresa privada, para impulsar el aparato productivo y aumentar la oferta interna, que es la clave del desarrollo».

«Se trata de generar confianza para la inversión y de fijar reglas claras que estimulen y fortalezcan el aparato productivo y garanticen un desarrollo económico sostenido», añadió el jefe de la patronal.

Para ílvarez, es un deseo general, compartido por el empresariado y la población, que haya más producción y que a la hora de tomar medidas contra la inflación sean consultados tanto el sector privado como los trabajadores.

Con información de EFE