X

Economí­a

Desconfianza bancaria dispara venta cajas fuertes en Francia y Gran Bretaña

Las ventas de cajas fuertes se han disparado en Francia y Gran Bretaña debido a la crisis financiera, pues cada vez más personas prefieren guardar sus valores en casa en vez de confiarlos a un banco.

“Muchos particulares han cancelado sus cajas de seguridad en el banco pues no saben lo que puede ocurrir y prefieren protegerse ellos mismos”, comentó Philippe, un vendedor de cajas fuertes del Bazar del Hotel de Ville (BHB), una de las tiendas más antiguas de Parí­s.

Desde hace un mes, cofres como los que uno encuentra en las habitaciones de hotel “se venden como pan caliente” a entre 40 y 150 euros, explicó.

Otros compran por una decena de euros la simple caja metálica cerrada con llave o con un candado.

En los comercios especializados, donde las cajas fuertes más baratas homologadas por las compañí­as de seguros rondan los 500 euros, la demanda de los particulares también se ha disparado.

“De un dí­a para otro, aumentamos las ventas en 30%, afirmó Nicolas Rebaudengo, director de la tienda especializada en cajas fuertes Coffres-forts Solon, en Boulogne, cerca de Parí­s.

“Dando rodeos, los clientes nos dan a entender que confí­an sólo a medias en sus bancos y se anticipan a un eventual problema”, confió. “Ejecutivos, jubilados, matrimonios jóvenes o familias modestas, el perfil de los nuevos clientes es diverso”, precisó.

Según dijo, prefieren los cofres blindados que van de 500 a 2 mil euros para guardar valores de entre 8 mil y 150 mil euros.

En otra tienda del sector, BS Protection en Parí­s, desde hace 10 dí­as la afluencia de clientes ha aumentado en 20%, según una responsable. “Hoy son personas comunes y corrientes que vienen a pedir información pues la caja fuerte no está en su cultura“, explicó.

Claude Simonnet, gerente de la tienda parisina AR Sécurité, dijo haber registrado un aumento de entre 5% y 10% en sus ventas desde hace un mes, y dijo que sus nuevos clientes quieren guardar en las cajas fuertes joyas o relojes de valor.

En Gran Bretaña está ocurriendo algo similar.

“Hemos constatado un aumento de 25% de nuestras ventas en las últimas cuatro a seis semanas. Para nosotros, es la consecuencia directa de la crisis financiera“, declaró a la AFP Russ Reader, que dirige la sociedad Leigh Safes en Essex (sureste).

“Algunos compradores nos comunicaron sus inquietudes (sobre la crisis). Francamente, ¿en qué banco se puede confiar ahora?“, agregó.

Anthony Neary, responsable del sitio de venta en internet The Safe Shop, cuenta que varias personas llamaron recientemente a la empresa para comprar una caja fuerte a fin de guardar allí­ sus ahorros.

“Es inhabitual. No me sorprenderí­a que la tendencia se mantenga en las próximas semanas”, afirmó.

Según el diario The Times, la asociación de consumidores “Which?” aconseja más bien a quienes quieran proteger sus ahorros abrir cuentas en varios bancos y repartir en ellos el dinero, a fin de beneficiarse en cada uno de la garantí­a de 50 mil libras (unos 63 mil euros, 86 mil dólares) que ahora otorga el gobierno británico.

© 1994-2008 Agence France-Presse