X

Economí­a

Gerencia de Venirauto reconoce deuda de US$104 millones con sus socios iraníes

Foto: Rosalía Barreto / AVN

(Caracas, 24 de mayo. Noticias24) La empresa Venirauto mantiene una deuda con los socios iraníes que asciende a los 104 millones de dólares, lo que se traduce en 447 millones de bolívares). Dentro de lo adeudado se especifican kits de carrocería para los modelos Turpial y Centauro.

Igualmente cifras adicionales entregadas por la gerencia exponen que la empresa opera a pérdidas, pues sus ingresos en 2011 ascendieron a 220 millones de bolívares, lo que corresponde a la mitad de la deuda.

La información anterior, fue suministrada por el presidente de la empresa, Rafael Bolívar quien acudió como interpelado ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional junto a los gerentes de finanzas, seguridad, comercialización y área jurídica.

Dicha interpelación fue solicitada por el diputado Rodolfo Rodríguez, de Acción Democrática quien denunció daños patrimoniales contra la nación mediante la ejecución de contrato, con base en la Memoria y Cuenta del ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedia así como también los artículos publicados en octubre del pasado 2011 por El Nacional sobre la gestión de Venirauto.

En aproximadamente 15 días se dará a conocer el informe que determinará si hubo responsabilidad política por parte de dicha gerencia.

Bloqueo económico internacional a Irán impide la meta de ensamblaje

Durante la reunión, Bolívar explicó que a su juicio, las razones por las cuales la empresa no ha alcanzado la meta inicial de ensamblaje de 16.000 vehículos anuales es por el bloqueo económico internacional a Irán pues dijo «que han entorpecido el flujo de pagos y materia prima», sin embargo, no detalló cómo afecta el negocio, sólo aseguró que están buscando mecanismos para minimizar el impacto de esa situación.

Por otra parte, indicó que este año esperan saldar 70 millones de dólares de la deuda a las empresas Saipa e Iran Khondros, y con los socios iraníes

Por otra parte, indicó que este año esperan saldar 70 millones de dólares de la deuda a las empresas Saipa e Iran Khondros, y con los socios iraníes que suministran las carrocerías para el ensamblaje de los modelos Centauro y Turpial.

Sin embargo, el pasivo representa un problema financiero de consideración, pues según los propios gerentes el monto está en dólares. Víctor Blones, director de Finanzas, comentó que «el mayor daño a la empresa es la paridad cambiaria», ya que la devaluación que se produjo entre 2009-2010 dificultó el manejo de la empresa.

Blones prevé que la situación se repita “estamos tomando las previsiones para minimizar esto. Queremos abrir una cuenta en dólares en el Banco Central de Venezuela para protegernos de devaluaciones futuras”, dijo.

Fallas de la cadena logística y las limitaciones, razones de la baja productividad

Blones resaltó que la baja productividad se encuentra también en las fallas de la cadena logística y limitaciones para implementar un segundo turno de ensamblaje, pues se depende del suministro regularizado de la materia prima.

El gerente señaló que los vehículos Turpial tienen un promedio de 2,38% de material venezolano mientras que el Centauro cuenta con 3,73%. La meta establecida para el año 2010 era de 30% según la gerencia de entonces.

En cuanto a la producción, dijo que desde el inicio de la empresa, en 2007, se habían ensamblado alrededor de 12.000 carros. Sin embargo, al sumar las cifras anuales que entregó, arroja una cifra menor: 9.045 vehículos. A saber: 837 en 2007; 2.142 en 2008; 2.225 en 2009; 2.108 en 2010; y 3.733 en 2011. La gerente de comercialización acotó que en lo que va de año se han facturado 670 carros.

Asimismo, destacó que la producción de 2011 reportada por Bolívar es menor que la señala en la memoria y cuenta del ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias

Asimismo, destacó que la producción de 2011 reportada por Bolívar es menor que la señalda en la memoria y cuenta del ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias donde está adscrita Venirauto ya que se afirma que la producción fue de 4.166 vehículos ensamblados.

Bolívar concluyó que a pesar de los obstáculos enumerados la meta para este 2012 es de 6.500 a 8.000 unidades. Por su parte, una fuente de la planta en Maracay señaló que hasta lo que va del mes de mayo se habían ensamblado 950 vehículos, entre los dos modelos.

Con información de El Nacional